14.3.06

PUNTOS A FAVOR


Es un chiquilín, acá no pasó nada, no quiso decirlo.
Pero lo dijo. Dejó en evidencia públicamente a uno los gerentes.
Probablemente no se propuso patear el tablero; casi lo voltea.
A ninguno de los dos nos simpatiza, para qué involucrarte.

Te jugaste por el más audaz, minimizaste el hecho y celebran
que dejaste en jaque al que salió en defensa de la jerarquía.

En ese instante te volví a querer, tanto como antes.

Las gotas de agua dejaron de golpear la ventana; se quedaron
ahí, como observando alguna otra reacción. La calma es tensa.

Te ví correr escaleras abajo; yo tampoco tengo paciencia de
esperar el ascensor.

-Fuiste tan humano; no parecías vos.-

18 comentarios:

Armando Ortiz Valencia dijo...

ocasionalmente dejo descansar la vista sobre tu blog; la dejo minutos y hasta horas, mirando directamente, leyendo tus palabras, tratando de descifrar qué hay detrás de todo lo que leo... y encuentro prisa, mucha prisa, por vivir, por cambiar algo en lo que no estás de acuerdo, algo que te incita a rebeliones fuertes pero lentas, pensadas milimétricamente para evitar el fallo...
es allí, en la desfachatez, en la inquietud, en el cinismo donde encuentro a la verdadera vivianne: a b-berrie

Saludos

Pablo dijo...

leyéndolo parecería maravilloso...pero en todo hay un tono confuso...

la última frase revela que esto es lo extraño...que es una excepción...

¿sabe quién es la persona que tiene que patear el tablero?...si, lo sabe.

Maldito Duende dijo...

¿David y Goliath?

Christian dijo...

En un mundo incongruente, lo predecible es inaudito

harina dijo...

Confusión total, mensaje cifrado.
Y la última frase te quedó magistrial.

Lady Blue dijo...

Hola pasé a saludarte. Me confunde un poco este texto. Será que ando con la cabeza en la nubes...
Espero que todo marche bien por allá. Besos :-)

Albert de la Hoz dijo...

Quizé es porque leo de una manera demasiado literal y debería hacerlo buceando en el subconsciente o surrealista o onírica. Bien no sé, pero que un chiquillo ponga en jaque a un gerente no lo he visto nunca y he tenido tiempo de verlo

blueberrie dijo...

Vuelve a leer, Albert; el que dió la nota del día no fué el chiquillo... si quieres lee otra vez.

cinco clavos dijo...

No me pareció confuso o, en todo caso, no en el sentido de que esté mal relatado. Al contrario, y me gustó mucho.

Saludos.

blueberrie dijo...

Te visito, Cinco clavos; saludos.

.:Elisa:. dijo...

Me gusta leer tus relatos, les das una connotación especial.
Saludos

José Luis Contreras Muñoz dijo...

El que apurado vive apurado muere,es un aforismo chileno,pausa ,calma la vida asì se disfruta màs.
saludos desde Chile

blueberrie dijo...

Síi, José Luis, nunca me adapté al "tempo" chileno; allá todo es más ratito, más ratito, poh!
Saludos; a ti también Elisa, besos!

Cristalito dijo...

Volver a querer tanto como antes... waaau! me ha encantado esa frase te felicito!
Es un gusto recibir tus visitas, te dejo saluditos y una enorme sonrisa ^^

Venuzh dijo...

¿Es algo qué te pasó o lo inventaste?

Quizá la magia se vaya cuando respondas, pero pienso que el encanto de este post está en la frase: "En ese instante te volví a querer, tanto como ante"

¡Sublime!!!

Gracias por visitarme, nos leemos...

Apapachos.

blueberrie dijo...

Ojalá la rutina laboral tubiera algo de magia... Pero, a veces hay sorpresas, actitudes que te hacen apostar... Gracias por los "apapachos", Venuzh; ¿son abrazos?

Pablo dijo...

¿Por qué le contestaste a todos menos a mi?

Sí, me pongo celoso...¿y?

blueberrie dijo...

Ah, no voy a responder tu pregunta del comment más arriba... La vida es un borrador en blanco y no sé si soy yo -o el azar- quien hace las correcciones. Ocurren dulces excepciones; el martes aconteció una de ellas.

(Bue, ya te dediqué el post anterior!!) Y, gracias por la promo en tu blog; te anticipaste... Creo que la semana próxima no me va a alcanzar el tiempo para bloggear. Nos vemos.