24.6.07

Una de las cosas que más me gusta de este espacio es que decimos "nos leemos", y uno aparece quince días más tarde o en la siguiente estación, en fin, acá no se marca tarjeta y nadie te quita tu butaca si te ausentas por un tiempo prolongado.
Cierto que la casa muestra señales de abandono - ¡cuidado con las telarañas al entrar!- y mis visitas son poco frecuentes pero me produce una sincera satisfacción ver que siempre los/as amigos/as aparecen y lo agradezco sobremanera. Aquí siempre encontrarás una tacita de café que te espera, esteee... (¿que está helado? Es que en el sur hay racionamiento energético.) Nostromo y Esther me invitaron a dos memes y como no he podido elaborar las respuestas, me arriesgaré con lo primero que me venga a la cabeza.
Aquí vamos: Mi amigo de Guadalajara propone "escribir sobre ocho cosas" y, posteriormente, nominar a cinco bloggers a seguir el juego.
Se me ocurre citar ocho personajes femeninos, algunos de los cuales han despertado en algún momento de mi vida cierta admiración:
  1. La baronesa Karen Blixen, autora -entre otros títulos- de Memorias de Africa, más conocida por el seudónimo masculino con el que firmaba sus libros: Isaac Dinesen. No la incluiré entre mis escritoras favoritas pero su biografía es bien interesante. En sus relatos, descripciones, y algunos poemas que hace tiempo leí, descubrí a una mujer con una gran vitalidad, intensa, una hacedora con mayúsculas; una mujer que se atrevió a desafiar prejuicios de su tiempo, pero que no se muestra como esas feministas amargadas y resentidas que circulan por ahí. (En su historia se basó aquella película excepcional, Out of Africa, protagonizada por Meryl Streep y Robert Redford; es la peli favorita de mi madre.)
  2. Colette, por aquellos monólogos de Claudine, en quien se basaron sus primeras novelas. Aquella adolescente ingenua y libertina era mi cómplice imaginaria hace más de una década. Admiré su carencia de inhibiciones mientras leía sus aventuras. Marcel Proust la criticó diciendo que sus libros eran los de una persona narcisista "con un alma llena de lujuria", a lo que la genial Colette respondió algo así: "Usted delira sr, mi alma está llena de frijoles y de panceta." Por momentos hilarantes, Claudine à l´école me divirtió muchísimo.
  3. La Maga, de Cortázar; esa jóven que según nos cuenta en Rayuela, partió de un barrio de Montevideo hacia la vecina orilla para buscar después nuevos horizontes. Su perspectiva del mundo era tan especial como su lógica. Aunque no me va el género fantástico, ella me atrapó con su capacidad de mirar "más allá de la pecera."
  4. Idea Vilariño, escritora uruguaya, perteneciente a "la generación del ´45", hija de un poeta anarquista, docente; en los ´50 fundó una revista literaria y por esos años conoció a Juan Carlos Onetti, a quien él dedicó Los adioses. Su obra es de corte existencialista; es ella misma la que aparece en sus poemas, la que deja un testimonio de su propia vida en la obra, comprometiéndose también con el tiempo histórico que le tocó vivir. Decir no, es uno de sus poemas que más me gusta.
  5. Una mujer muy polémica, tanto como valiente, que ha sido una de las intelectuales más destacadas es indiscutiblemente Simone de Beauvoir. De ella me quedó aquella frase: "Los paraísos inmóviles no pueden prometer más que un eterno aburrimiento." Si hablamos de la defensa de la libertad humana yo la cito en primera línea.
  6. Delmira Agustini, poeta uruguaya; una mujer que hizo a un lado las convenciones sociales de su tiempo, en una época donde ser mujer equivalía a ser mueble o accesorio de la casa. Quien había sido su marido, de quien ya estaba divorciada, la asesinó.
  7. Alfonsina Storni, por su obra poética, aunque como mujer no me inspiró admiración. Lástima esa tremenda manera de dependencia emocional y su posterior suicidio.
  8. Agatha Cristhie. Si bien hoy día no la leería porque ya no me interesa ese género literario, no puedo olvidar que devoré todos o casi todos sus libros. Alguna vez estuve convencida de haberlos leído todos y la consideré un genio, ¡brillante!

Si desean seguir el meme, nomino a Rox, Mameri, Almena, Elisa y Lady Blue.

¡Todas féminas! (¿Estaré discriminando?)

En cuanto al meme que me trajo Esther, intentaré responder las 8 preguntas:

  • 1- El color que más me viene al recuerdo de mi infancia es el lila. Me encantaban las flores del jacarandá que son de ese color y su fragancia jazminada; son flores que conservan su olor aún después de marchitas. También las violetas del jardín de la casa de mis abuelos. paternos.
  • 2- El personaje cuya piel me habría divertido vestir es: Cachorra Metralla, la prima de Isidoro; estas historietas eran muy populares en esta región y circulaban masivamente durante mi niñez.
  • 3- Si fuera mascota... en verdad creo que no me gustaría serlo.
  • 4- Una de mis mañas o manías: Son inconfesables!!
  • 5- Qué aspecto de mi durante la adolescencia me habría gustado cambiar: Sin dudarlo, respondo que mi palidez. Me dura poco el bronceado.
  • 6- Cómo imaginaba mi vida futura cuando era niña: Me imaginaba viajando mucho. Ya de pequeña decidí que no quería tener hijos; consideraba irracional el matrimonio. Ahora no soy así de radical, me moderé.
  • 7- Qué sueño se me escapó o cuál habría querido atrapar: He sido, soy, y muy probablemente moriré siendo una veleta. Apunté siempre hacia distintas cosas a la vez. En mi vida pocas cosas son duraderas.
  • 8- Cómo me gustaría que me recordaran "¿mis hijos?" (ATCHÚUSSS!!!)

Mis nominadas elegirán, si lo desean, cuál meme seguir.

Hoy no podré visitarles porque estoy por salir, me están esperando. ¿Cómo se enterarán que están nominadas? Bueno, cuando vuelva a la blogósfera se los comunicaré.

¡Nos leemos!

16 comentarios:

manuel dijo...

¡Tú muy desafanada y nosotros vuelta y vuelta!

Pero con muchas ganas de disfrutar tus letras

manuel dijo...

¡Y confiesa tus mañas que no voy a dormir imaginando!


Regresa pronto

Mariluz Barrera González dijo...

Coincido con Manuel, yo aquí de visita constantemente, toque y toque la puerta, esperando que alguien me caliente mi cafecito..jiji

Pero aquí estaremos... no te preocupes.

Un beso, y que todo vaya de maravilla.

Julio César dijo...

Me llevo buenas recomendaciones.

Y algo poquito más de ti.

Lady Blue dijo...

Ehhhh! Gracias por invitarme a participar. Te avisaré apenas lo conteste.

Concuerdo plenamente contigo, siempre nos decimos "nos leemos" pero no decimos cuando jaja Volvemos unos más seguido que otros, en fin, lo importante es estar.

Un gran abrazo para ti, espero volver pronto!!

Esther dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo de los blogs, el que no te quiten el sitio, puedas ausentarte varias veces y luego volver, es fantástico. Bloguer es un mundo fantástico, muy acogedor. A lo mejor, puede haber un anónimo que haya intentado perturbar el buen ambiente y la paz del mundo bloguer pero, de momento no lo ha conseguido y espero que nunca lo logre...

Sobre el meme que te mandé me encantó sobre todo tu primera respuesta. Me imagino tu casa o tu ambiente lleno de flores lilas, bellas y hermosas ¡qué bonito debe ser vivir en medio de un elemento de la naturaleza! Y las flores son muy bellas :)

El primer meme me pareció más difícil ¡uuuuuuy! Aunque los personajes que pusiste y su descripción se ve super interesante.

Un saludito.

Mentacalida dijo...

Bueno es conocer mas de ti,bueno escribir como te llega "nos leemos" y si,muchos lo dicen y demoran en llegar,lo importante es volver a tu casa y saberte alli.

Un abrazo

Menta

ROx dijo...

Gracias por la invitacion, no podre responderlo de manera tan divertida como tu... pero estoy pensando, estoy pensando...y no se todavia que...

Ernesto dijo...

son muy interesantes las personalidadesque mencionas y dicen tanto de ti.

alma dijo...

Eh! justo también yo tengo muy presente la energía femenina y su creatividad

Nostromo dijo...

Vine solo a checar la terea y me regreso conforme y satisfecho. Por cierto, el café esta un poco acido talvez sea por causa del tiempo.

Mameri dijo...

aja!

voy a intentarlo, si!

nos leemos blue!

cheguevara dijo...

HEY**
COSA FACIAMO?
ABRACIO FORTE
CHE

Enzo Antonio dijo...

No hay mejor invitación para mi que tomerse un cafecito, y para mi es igual si es invierno o verano.
Yo tb he contesté el segundo meme en mi otro blog. Es divertido y permite darte a conocer un poco más.
Bueno un gusto poder saludarte y ¡nos leemos!

RENÉ dijo...

¡¡qué tal nueva amiga!!
por acá rené desde la montaña..
te estaba leyendo .luego de lograr dejar tu link en mi lista..y poder así venir con más tranquilidad.
sí la beauvoir..la simone..su historia con sartre..admidrable en el mundo delintelecto..
y la frase.de los paraísos inmóviles..evidentemente que la monotonía saluda a la despedida..al hastío..los finales por inercia..los aterrizajes forzozos..
en fin..leí también acerca del leer y ser leído..
la verdad que hace un año y casi 7 meses que estoy aquí..es la edad de mi blog..y he vivido la paz..y la vorágine en la que uno se sumerge cuando intenta leer a todo el mundo..
la verdad es que mi lista de links..siempre está abierta.dejo a todos allí para que otros también le conozcan..
no siempre tengo tiempo..me es escaso..y no sé bien usar esta máquina..
pero comparto todo lo que me es posible..aprendo de todos..me he enriquecido aquí..por ello estoy ahora compartiendo contigo..por lo mismo tu nombre ya vive en mi lista..otra historia de vida..un mundo nuevo ..una nueva amiga..
mil gracoas por visitar la montaña..
ah! por cierto..si no apareces a menudo por la montaña..tendre´presente que ya arribaste..y siempre serás bienvenida..y tus tiempos..al igual que tú y tu mundo..serán respetados,,
un abrazo grande..
compartiremos en el tiempo..si dios quiere
muchos cariños..rené

Gustavo López dijo...

Carlos María Domínguez narra en Ésta es la noche, capítulo XII de La vida de Juan Carlos Onetti, que amigos y relaciones promovían en distintos países el envío de telegramas reclamando la libertad de Onetti, mientras el escritor, en el Cilindro, un estadio de básquetbol utilizado como lugar de detención, languidecía negándose a comer. «Jorge Luis Borges se cercioró de que no era comunista y firmó uno de aquellos pedidos».
[…]
»Una amiga consiguió una entrevista con el ministro del Interior, Linares Brum, para pedirle que lo trasladaran a un hospital. Tal como había combinado con [otro amigo personal, el escritor y abogado] Martínez Moreno, se encargó de explicitar el bochorno internacional que podría significar para el gobierno el hecho de que Onetti se les muriera en la cárcel. El jerarca respondió que la única alternativa de sacarlo del Cilindro era llevarlo al hospital militar, pero buscando una alternativa menos fatal ella insistió en la posibilidad de trasladarlo a un sanatorio privado.
[…]
»La internación en el Etchepare significó el inicio de un período de recuperación alentado por la visita de numerosos amigos.
[…]
»Pocos días después llegó Mercedes Rein [jurado del concurso de Marcha], cuyos parientes, enterados de los beneficios otorgados a Onetti, consiguieron realizar un trámite con similar éxito.
[…]
»Un día Mercedes vio a Onetti entrar en su cuarto arrastrando las chancletas, agachadito, tan flaco, con aquel mal aspecto y una cara terrible. "¿Qué pasa?, le digo. Realmente estaba asustada. De pronto se irguió, echó la cabeza hacia atrás, esgrimió una sonrisa mordiéndose el labio superior y comenzó a dar unos pasitos de baile. Me miró con esos ojos tremendos, saltones, y me dijo: "Aquí estamos todos muy mal de la cabeza".
Con el paso de los días Onetti se mostraba más animado y activo, propenso a la broma y la sonrisa, atendido alternativamente por Dolly y por una amiga que lo visitaba con frecuencia. Comenzó a pasear con Mercedes por el jardín y a mostrarse más expansivo. Por entonces estaba obsesionado con El Quijote y especialmente con el capítulo veinte y el episodio de los batanes. Por rara coincidencia, un día Mercedes entró a su habitación y hojeando la edición de El Quijote abrió el libro en aquel capítulo, lo que despertó la admiración de Onetti y la necesidad de conversar sobre el episodio en que el caballero de la Mancha y su escudero Sancho, andando sedientos en mitad de la noche, escuchan ruidos de agua y enseguida unos golpes a compás, con un cierto crujir de hierros y cadenas, que, acompañados del furioso estruendo del agua pusieran pavor a cualquier otro corazón que no fuera el de don Quijote. Los miedos de Sancho consiguieron detener a su compañero hasta la madrugada, con toda clase de artimañas. Don Quijote desvivía por lanzarse a una nueva aventura. Cuando llegaron al lugar descubrieron que los terrores de la noche provenían de unas máquinas hidráulicas de madera, utilizadas para golpear y enfurtir paños, llamadas batanes, lo que provocó la hilaridad de Sancho y el enojo de Don Quijote. Onetti hablaba con obsesión de aquel capítulo en el que Cervantes ironiza sobre los enormes fantasmas que levantan hasta las cosas más nimias, las diferentes actitudes frente al peligro y la propiedad o mezquindad de vivir apartado de sus caminos. El capítulo veinte es el capítulo que vivimos en Uruguay, le dijo a Mercedes. Años después ―recuerda [Mercedes] Rein― me mandó un libro que hacía referencia al capítulo veinte. Nunca me explicó qué encontraba allí. Cuando en la clínica yo le preguntaba se limitaba a contestar: "porque es así". A él no le gusta racionalizar. Él no habla de literatura. Si me hablaba de Sancho no lo hacía en términos literarios. Cuando le pregunté por qué le interesaba tanto El Quijote me dijo: porque me da lástima Sancho, pobre…»

Suelto Onetti, el agregado cultural de la embajada española en Montevideo le gestionó una invitación para participar en un simposio del Instituto de Cultura Hispánica sobre El barroco en la arquitectura y luego una beca que le permitió permanecer en Madrid mientras Félix Grande, director de los Cuadernos Hispanoamericanos, y Luis Rosales le buscaban el Premio Cervantes que recibiría en 1980.
Desde Madrid, el 25 de abril de 1979 escribió al director de Marcha.

Querido Quijano
Muchos quilómetros me separan de esa guarida de pornógrafos, pero lo cierto es que cuando me llegó el primer rumor, inexacto, de que MARCHA iba a reaparecer, un estremecimiento se me impuso de nuca a talones.
Me vi en alguna mañana de viernes del 39-40, cuadrado en posición de firmes, viéndote y escuchando tus críticas inevitables. Cada semana, página por página ―aunque hubiéramos hecho un número de TIMES con automatización y el resto― los reproches se reproducían mientras señalabas treinta y una páginas del recién nacido. Nunca supe por qué te salteabas la del editorial con sus cifras. Recuerdo haberme tropezado un viernes fatal con Alfredo Mario Ferreiro que llevaba MARCHA horizontal sobre las palmas de las manos, como una bandeja. Y respondía a las inevitables preguntas:
―Es que tengo miedo que se me caigan los numeritos de Quijano.
Luego se aposentaron los decires y supe que yo no iba a tener culpa ninguna. Lo que se proyectaba publicar era los CUADERNOS, ámbito con el que nunca tuve nada que ver a causa de sus especializaciones y lo breve de mi radio cultural.
Esperemos, espero, que alguna vez CUADERNOS descienda lo bastante en su temática ―no demasiado― para que considere oportuno incluir alguna página mía.
Entretanto, mi admiración y asombro por el hecho inesperado de que luego de cuatro años Rocinante vuelva al camino jineteado por el mismo Quijano de las broncas y las anticipaciones.
Un abrazo
Periquito el Aguador

Me enteré de que entre tus libros favoritos está La vida breve y Construcción de la noche. Pero, no encontraba donde repetir la entrada que acabo de hacer en mi blog. Hice un find: Onetti, y sé que no tiene mucho que ver, sin embargo quiero hacer un puente entre tu no más eternidad y mi lugar de olvido. Ayer fui a dar a otro blog: vacío. Pero con Onetti, Cortázar, cruces que yo estoy haciendo.